Buscador web


Paraula:


Destacats







Calendari


INFANTIL-PRIMÀRIA 13h Avaluació 3r Cicle Taller de Plàstica infantil al Claustre SECUNDÀRIA-BATXILLERAT 20 h lliurament notes / Reunió pares excepte 1r de Batxilllerat Cinema Juràsic World Activitat del Cor


20 de Juny de 2018

Compartir en xarxes socials:


Calendari del Mes


Desembre 2019

LMMJVSD
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

El temps a Gandia

Nº Visites: 5401672

L'Any amb Calassanç

"1. Por fin, en cuanto a nuestras cosas de Nápoles, son tan bien recibidas generalmente por todos que, sólo con el aprovechamiento y modestia manifestados por estos niños que vienen a nuestras escuelas en número de unos 600 en un solo mes, nos han ofrecido otros lugares en diversas partes de la ciudad (Al P. Cherubini, Narni, 563-1626). 2. Entre los niños que vienen a las escuelas, los hay inteligentísimos y son muy dóciles y vienen con gran puntualidad. Me parece que en Nápoles hay el triple de niños que en Roma, y no bastarán tres ni cuatro centros de los nuestros para dar satisfacción a la ciudad. Han venido los cuatro Electos de los nobles y el del pueblo a ver la obra y a ofrecerse a hacer por nosotros lo que puedan (ídem). 3. La iglesia la hemos hecho en el local donde se representaban las comedias, en el barrio de la Duchesca. En el frontón que había al lado, hemos hecho una escuela con bancos al estilo de Roma, donde hay doscientos alumnos de caligrafía. Al lado hay otras tres escuelas, donde habrá más de 300 alumnos y en una casa vecina, en dos locales bajos, habrá cerca de cien alumnos. Si tuviésemos lugar suficiente, tendríamos un millar de alumnos, a pesar de que estamos en un extremo de la ciudad, cerca de la muralla, dentro de la puerta Capuana (ídem). 4. Dios sabe cuánto siento que se haya originado tanto desorden en esas escuelas, según tengo entendido. V.R., junto con el P. Provincial, debe esforzarse por arreglarlo. Porque en esa ciudad cuando yo estaba ahí, iban las cosas muy bien:, pero el haber aumentado tanto el número de alumnos, sin maestros, ha producido este desorden. Escribo al Padre que procure no sean más de sesenta por clase de lectura. Y dígale además que no permita que acepten chiquillos de cuatro o cinco años ni en esas escuelas ni en las de Porta Reale. Pues es mejor tener pocos y atenderlos, que muchos y no hacer lo que se debe (Al P. Cherubini, Nápoles, 746-1627). 5. En cuanto al P. Ansano (Lenzi) y al H. Bartolomé, mientras no pasen a donde piensan estén en casa sujetos a la observancia y obediencia, como los otros, sin faltar a los actos comunes. Dios quiera que este capricho suyo no les cause un daño irreparable. El Señor les ayude. Me gustaría que les diera la ayuda o favor que se pueda, para que no tengan excusa ni delante de Dios ni delante de los hombres (ídem). 6. Nos encontramos con muchas deudas y Dios sabe cómo están los nuestros de vestidos, zapatos y camisas:, somos en esta casa 60 o pocos menos (Al P. Castilla, Frascati, 1015-1628)."

Destacats