Buscador web


Paraula:


Destacats







Història del Col·legi de l'Escola Pia de Gandia


Fundació i caràcter del Col·legi

L'interés de l'Ajuntament per dotar la ciutat d'unes escoles públiques i gratuïtes va fructicar a finals de 1806, de tal manera que l'Escola Pia es va fer càrrec de l'edifici el dia 17 de març de 1807. El municipi va dotar el nou Col•legi amb algunes poques rendes de terres i immobles i, més important, li va asignar una subvenció econòmica anual per tal de garantir l'accés gratuït, l'ensenyament de les primeres lletres, Aritmètica i Llatí.

Ben prompte a l'escola es va afegir un internat amb l'evident propòsit d'assegurar la viabilitat econòmica de la nova fundació. L'internat ha estat funcionant durant segle i mig.

El Col•legi va patir certes dificultats en l'època de la Guerra del Francés (1808-1812) en ser convertit parcialment en quarter de l'exèrcit napoleònic. Posteriorment una part de les seues dependències es van habilitar per a Acadèmia Militar, quarter de la Guàrdia Civil i activitats comercials. La desamortització de 1835-36 no el va afectar per la seua condició d'escola pública.

El centre als anys 1939-1970

Calendari del Mes


Maig 2019

LMMJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

El temps a Gandia

Nº Visites: 4639317

L'Any amb Calassanç

"1. En lo de comprar un borriquillo como yo lo deseaba, tendremos paciencia:, procuraré comprarlo aquí donde son caros y no demasiado buenos (Al P. Cherubini, Nápoles, 1109-1629). 2. De la limosna que ha recibido querría que 50 escudos quedaran para ayudar a su padre (del H. Eustaquio), porque Dios sabe la necesidad que tiene:, si estuviera aquí yo se los procuraría (Al P. Alacchi, Palermo, 2232-1635). 3. Respecto al asunto de las cartas contra el P. Carlos (Casani), creo que no existe otra cosa más que el escándalo que causa a los nuestros continuando en el trato con aquella persona y su obstinación en no hacer caso de la solución honrosa que se le ofrecía:, por ello merece que se proceda como indico en la orden adjunta, que V. R. se la presentará (Al P. Graziani, Nápoles, 2231-163). 4. Me parece que siempre he contestado a todo aquello que me parecía deber contestar, pero V. R. subraye con un línea lo que crea debo responder. Sobre el volver a la observancia, me parece que con no vestir más de ahí y cambiar a los más responsables, se volverá poco a poco porque no todos son realmente inobservantes, sino una parte. A éstos cuando van fuera los días de vacación o cuando acompañan, se les debe poner un compañero que no consienta en las cosas indignas, porque si van juntos los relajados realizarán siempre acciones de seglares. Al volver pregunte a los buenos para que digan lo que han hecho y sepan todos que han de ser preguntados sus compañeros. Ponga, en fin, toda diligencia en reparar el mal y conseguirá resultado, porque no se pretenden sino cosas justas y de acuerdo con los votos hechos. Si el Superior se mantiene fuerte, sin duda alguna que lo superará, sobre todo tratándoles como es costumbre con darles tres platos en la comida y dos en la cena: no tenían tanto diariamente en sus casas. Y si el problema consiste en 4 o 6 que se necesitan para la escuela, procuraré enviarle otros tantos para que las escuelas vayan bien (Al P. Graziani, Nápoles, 2232-1634). 5. Sobre la inobservancia de algunos de esas casas, no me maravillo ni me descorazono porque sabemos que en la fundación de la Religión de s. Francisco, un santo tan heroico, hubo un Fray Elias que soliviantó a gran parte de los Superiores contra el mismo s. Francisco y en el tiempo de sto. Domingo ¿cuántas contrariedades tuvo por parte de sus frailes de Tolosa para aceptar la santa pobreza? ¿Qué nos maravilla ahora que cuatro jovenzuelos ignorantes se muestren contrarios a la virtud, habiendo sido incluso mal orientados por algunos Superiores poco espirituales? En suma, la virtud está en las cosas difíciles y en la perseverancia, las cuales nos las conceda el Señor (ídem). "

Destacats