Buscador web


Paraula:


Destacats







Història del Col·legi de l'Escola Pia de Gandia


L'Església, l'Ermita de Santa Anna i l'Art

Des dels inicis de la fundació del Col.legi l'església de l'antiga Universitat, unida físicament a l'edifici escolar, es va constituir en un actiu centre religiós, no sols pels seus actes litúrgics, sinó també com a seu de diverses activitats que fomentaven la pietat dels alumnes i dels fidels. Així es van fundar diverses confraries, sobre tot de Setmana Santa (la Creu, Sant Pere); es fomentaren devocions (Verge dels Desamparats, Sant Josep de Calassanç, Santa Teresa de Lisieux, Sant Tarsici), etc. Aquest moviment religiós també ha produït bons fruits artístics en pintura (Espinosa, Domingo, Amèrigo Llorens Cifre, López Rancaño, Alex Alemany, Costa, etc.) i escultura (Bayarri, Rubio, Grafià, Sanjuán, etc.).

L'església, restaurada després de la Guerra Civil, es de planta de creu llatina, amb notòria importància de l'altar major, de nau única amb capelles laterals i cúpula fosca. Als peus de la nau més recentment es va construir una capella de la comunió.

L'Ermita de Santa Anna, pròxima a la ciutat, va ser encomanada a l'Escola Pia, amb unes poques terres, des dels anys de la fundació. El seu origen és possiblement del segle XIV, com la imatge de la santa titular. En segle XVIII va ser totalment refeta i eixamplada. Té interessants mostres de ceràmica decorada en els sòcols de l'ermita i sagristia. Una recent restauració li ha tornat el seu caràcter artístic i espiritual (celebracions dominicals, Nadal amb el cant de la Sibil.la, Setmana Santa, festa de Santa Anna, etc.) i cultural ( biblioteca-arxiu).




Plànol de l'esglèsia

Sant Pere

Mare de Déu dels Desamparats

Sant Josep de Calassanç

Sant Creu

Santa Teresa de l'Infant Jesús

Vitrall Sant Francesc de Borja

Sacra neteja. L'endemà - Joan Costa

La Casa d'Emmaús - Joan Costa

Calendari del Mes


Octubre 2017

LMMJVSD
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

El temps en Gandia

Nº Visites: 3258883

L'Any amb Calassanç

"1. Yo creo encontrarme un poco mejor, con la gracia de Dios (Al P. Castilla, Frascati, 970-1628). 2. En cuanto al P. José, español, me parece que ha ido tan adelante en la tentación de cambiar de Religión, que no le ayudarán las persuasiones ya que como poco sabio en materia de espíritu ha puesto los ojos no en sus imperfecciones como debía, sino en las de los demás:, y como no es bueno que siga así, es preciso que se decida cuanto antes o bien a quedarse de verdad o a irse también de verdad (Al P. Cherubini, Nápoles, 1237-1629). 3. He mandado al novicio por la ropa del H. Tomás llamado en el siglo Masturzo, y lo mandaré fuera a la primera ocasión, porque no trae cuenta tener en la Religión a un enfermo crónico (ídem). 4. Me desagrada que tengan en mitad del refectorio una fuente, que ha sido capricho del P. Melchor, y no tenía que haberlo permitido el P. Provincial, sobre todo teniendo que lavarse en otra parte, como lo hacen todas las Religiones, aun las más ricas y más relajadas (ídem). 5. Sobre el quitar las escuelas de una de esas casas, mi opinión es que no se haga de ninguna manera, y apruebo más bien que en vez de quitarlas por completo, se reduzcan a menos número, si fuera necesario, por falta de algún maestro. Procure animar a los de buena voluntad, pues espero en el Señor que Dios arreglará nuestras cosas, y es mejor quedar con pocos y buenos, que con muchos y no apropiados. Aquí procuraremos saber quiénes tienen Breves y poner remedio, pero guarde secreto (Al P. V. Berro, Nápoles, 4415-1646). 6. El amor propio supera al amor de Dios y se verá por experiencia que así como «a los que aman a Dios todo coopera a su bien», así a los que se aman a sí mismos ordinariamente todo colabora a su mal, dado que nuestra naturaleza está comúnmente inclinada al mal (Al P. Accardo, Palermo, 4416-1646). 7. Los adversarios de nuestro Instituto con muchas razones políticas y aparentes persuaden a nuestros Superiores que nuestro Instituto es superfluo en la iglesia de Dios. Lo cual no creyeron los Pontífices pasados, sino que lo aprobaron como útil, universal y necesario para toda la república cristiana y que Dios perdone a quienes al presente procuran extirparlo totalmente por sus intereses particulares. Muchas personas importantes han querido ayudarnos y no han encontrado buenas respuestas. Es, pues, necesario que recurramos a la ayuda de Dios bendito y a la intercesión de la Santísima Virgen, bajo cuya protección fue fundada esta obra (Al P. Grien, Nikolsburg, 4417-1646)."

Destacats