Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

EXCURSIÓN 2 BACHILLERATO A FONTILLES

25 de Març de 2013

Como compensación al viaje de Roma fuimos invitados a visitar el sanatorio y geriátrico de Fontilles anteriormente dedicado exclusivamente al tratamiento de leprosos. Fuimos recibidos por José Luis Beneyto quien nos hizo una pequeña presentación de aquello que veríamos a lo largo de día. Nos enseñó desde una terraza el vasto lugar que abarca el recinto hasta las murallas que envuelve el mismo, creada años atrás para evitar que los enfermos salieran y pudieran contagiar. Actualmente Fontilles sigue recibiendo y tratando a leprosos, la enfermedad de los cuales es totalmente curable. Después de la pequeña presentación, nos llevaron a una gran sala donde se nos explicó la historia de Fontilles y como es la enfermedad leprosa , como se detecta y finalmente como se trata.

Tuvimos un pausa para almorzar y continuamos la visita en la iglesia donde detalladamente se nos explicó la fundación de Fontilles por dos jóvenes emprendedores, el P. Carlos Ferri y D. Joaquín Ballester, que consiguieron un gran apoyo. También se explicó la elección del lugar por su buen clima, suministro de agua, y buena ventilación y olor del bosque. Posteriormente fuimos a visitar uno de sus sanatorios finalizando la visita a Fontilles, despidiéndonos de José Luis Beneyto nuestro guía, un hombre realmente agradable y dedicado a los demás

Para finalizar la excursión, tuvimos una comida en grupo en un pueblo cercano, la Vall de Laguar, donde disfrutamos del buen tiempo y compañía antes de volver a Gandía.


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


Febrer 2019

LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   

El temps a Gandia

Nº Visites: 4346927

L'Any amb Calassanç

"1. Yo no dejo de querer bien a las personas aunque no sean aptas para la Religión (Al P. Cananea, Frascati, 201-1624). 2. A nosotros que no buscamos comida, sino ayudar a los jóvenes en el santo temor de Dios y en las letras, nos da igual un país que otro (Al P. Alacchi, Venecia, 1580-1631). 3. Soy del parecer de que no abandone la ayuda a los enfermos, que me parece de mucho aprovechamiento y caridad apostólica despreciar en situaciones semejantes la propia vida por la salud del prójimo:, y puesto que el Señor le ha otorgado ese espíritu, no lo cambie por ningún otro (Idem). 4. De los demás sacerdotes no hablo porque sé que con la lejanía se pierde fácilmente el respeto a los Superiores, tienen demasiado amor propio y, si no se humillan, nunca entrarán por la puerta, que es Cristo «Ego sum ostium»:, fíjese en sus palabras y acciones si son imitadores de Cristo y V.R., como Superior, debe mostrarles el camino para llegar a dicha puerta «verbo et exemplo quibus praees debes proficere», pues es la verdadera obligación del Superior (Al P. Alacchi, Palermo, 2336-1635). 5. Dicen que V.R. no les trata con amor de Padre, y si bien no creo que sea verdad, sin embargo es bueno que lo sepa, y si hubiese alguna falta, enmiéndese en el futuro, y manifieste amor de Padre más que severidad de superior, a no ser con los contumaces, a quienes V.R. debe corregir las faltas pequeñas para que no caigan en otras mayores (Al P.V. Berro, Mesina, 3931-1642). 6. V.R. sepa que si quieren perseverar en el servicio de Dios y conseguir el premio eterno «es necesario entrar en el Reino de Dios por medio de muchas tribulaciones», y tiene que tener gran ánimo porque le ayuda quien todo lo puede (Al P. Bafici, Génova, 3933-1642). 7. Enseñar la doctrina cristiana a los pobres, me parece una obra santa, y conseguirá gran mérito para sí ante Dios quien la realice con caridad:, pero procure ordenar las cosas de forma que haya perseverancia, y no hagan como algunos que al principio tienen gran fervor, y luego se cansan y dejan el trabajo (Al P. Manzella, Nápoles, 3935-1642). 8. Oren por quienes han dejado el camino de la Religión para ir a la senda del siglo (Al P. Ministro, Fanano, 4534-1648). 9. Para encontrar las limosnas necesarias el medio más eficaz es poner toda diligencia en que las escuelas marchen bien y se enseñe el santo temor de Dios a los niños, sobre todo a los pobres (Al P. Alacchi, Palermo, 2336-1635)."

Destacats