Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

EL P. VICENTE GARCÍA HA FALTAT

20 de Març de 2018

 

Comuniquem la dolorosa notícia de la mort del P. Vicente García Reig, a l’edat de 89 anys, en la Comunitat del Sagrat Cor de la Malva-Rosa (València). Demà, dia 21 de març, a les 12,30 hores, se celebrarà l’Eucaristia a l’Església de l’Escola Pia de Gandia. Preguem pel seu descans etern.

 

El P. Vicent, va nàixer en Almoines (València) el 26 de juny de 1928, emeté la Professió Solemne el 29 d’agost de 1944 i rebé l’Ordenació Sacerdotal el 31 de desembre de 1950. Exercí el seu ministeri a: 1950-1951 Sant Joaquim; 1951-1957 Managua (Nicaragua); 1957-1958 Santo Domingo (República Dominicana); 1958-1961 Castelló; 1961-1967 Algemesí; 1967-1979 Calassanç (València); 1979-1985 Gandia; 1985-1986 Castelló; 1986-1989 Sant Joaquim; 1989-1992 Calassanç (València); 1992-2018 Gandia; 2018 Malva-Rosa.

 

Va ser director, professor de literatura i superior del col·legi de l’Escola Pia de Gandia i va quedar cec als 64 anys per un glaucoma. Tanmateix, aquesta invalidesa no li va suposar “complex algun ni impediment” per a continuar amb l’educació i pastoral dirigida als xiquets i la catequesi. Fins els darrers dies a Gandia va estar assistint l’oració contínua amb els xiquets de Primària i celebrant l’Eucaristia amb les famílies en l’Eucaristia dominical. S’encarregà de l’acompanyament en la catequesi de Primera Comunió.

 

Com ell deia: “la ceguesa és, també, un regal de Déu perquè permet estar més a prop d’Ell i això ens ompli de fe i esperança”.


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


Octubre 2019

LMMJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

El temps a Gandia

Nº Visites: 5187779

L'Any amb Calassanç

"1. Yo creo encontrarme un poco mejor, con la gracia de Dios (Al P. Castilla, Frascati, 970-1628). 2. En cuanto al P. José, español, me parece que ha ido tan adelante en la tentación de cambiar de Religión, que no le ayudarán las persuasiones ya que como poco sabio en materia de espíritu ha puesto los ojos no en sus imperfecciones como debía, sino en las de los demás:, y como no es bueno que siga así, es preciso que se decida cuanto antes o bien a quedarse de verdad o a irse también de verdad (Al P. Cherubini, Nápoles, 1237-1629). 3. He mandado al novicio por la ropa del H. Tomás llamado en el siglo Masturzo, y lo mandaré fuera a la primera ocasión, porque no trae cuenta tener en la Religión a un enfermo crónico (ídem). 4. Me desagrada que tengan en mitad del refectorio una fuente, que ha sido capricho del P. Melchor, y no tenía que haberlo permitido el P. Provincial, sobre todo teniendo que lavarse en otra parte, como lo hacen todas las Religiones, aun las más ricas y más relajadas (ídem). 5. Sobre el quitar las escuelas de una de esas casas, mi opinión es que no se haga de ninguna manera, y apruebo más bien que en vez de quitarlas por completo, se reduzcan a menos número, si fuera necesario, por falta de algún maestro. Procure animar a los de buena voluntad, pues espero en el Señor que Dios arreglará nuestras cosas, y es mejor quedar con pocos y buenos, que con muchos y no apropiados. Aquí procuraremos saber quiénes tienen Breves y poner remedio, pero guarde secreto (Al P. V. Berro, Nápoles, 4415-1646). 6. El amor propio supera al amor de Dios y se verá por experiencia que así como «a los que aman a Dios todo coopera a su bien», así a los que se aman a sí mismos ordinariamente todo colabora a su mal, dado que nuestra naturaleza está comúnmente inclinada al mal (Al P. Accardo, Palermo, 4416-1646). 7. Los adversarios de nuestro Instituto con muchas razones políticas y aparentes persuaden a nuestros Superiores que nuestro Instituto es superfluo en la iglesia de Dios. Lo cual no creyeron los Pontífices pasados, sino que lo aprobaron como útil, universal y necesario para toda la república cristiana y que Dios perdone a quienes al presente procuran extirparlo totalmente por sus intereses particulares. Muchas personas importantes han querido ayudarnos y no han encontrado buenas respuestas. Es, pues, necesario que recurramos a la ayuda de Dios bendito y a la intercesión de la Santísima Virgen, bajo cuya protección fue fundada esta obra (Al P. Grien, Nikolsburg, 4417-1646)."

Destacats