Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

A RITME DE VERS

15 de Juny de 2018

 

A ritme de vers és un projecte que han realitzat un grup d'alumnes de 2n ESO per a treballar poemes de la història de la literatura espanyola fent un recorregut per les diferents èpoques. Per a açò, els alumnes han acompanyat les poesies amb bases musicals creades per ells mateixos en l'assignatura de música.


Gràcies a l'èxit que té aquest tipus de música entre els joves, és més fàcil despertar en ells el seu interès pels versos posat que per exemple en el Rap i l'Hip-hop la lletra i el text, tenen tanta importància com la base musical que els acompanya.


Per a açò han fet una cerca d'informació per a seleccionar etapes, autors i poemes més importants. Després van crear les seues bases musicals amb una aplicació del Ipad, posteriorment l'enregistrament i edició del videoclip, i finalment el projecte plasmat en un “portafolis on line” on poden accedir a les lletres i cançons realitzades.


Avui han exposat el projecte als seus companys i ha tingut un gran èxit.

 

Des d'ací felicitar als autors perquè el treball ha sigut fantàstic.

 

VIDEO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 VIDEO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


Juny 2020

LMMJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

El temps a Gandia

Nº Visites: 6169097

L'Any amb Calassanç

"1. Me desagrada la melancolía del P. Pedro que guiado de su propio juicio no cree que Dios está para darle fuerza y virtud a fin de cumplir lo que le manda por medio de los Superiores:, Dios quiera que el juicio propio no le arrebate el mérito (Al P. Ministro, Narni, 438-1626). 2. Dios sabe cuánta pena me da la enfermedad del P. Castilla. Aquí no se deja de hacer oración por su salud y por el amor de Dios no dejen de emplear todos los remedios posibles. Yo tengo el pie bastante hinchado desde hace cuatro o cinco días y no puedo ir a caballo:, si tengo ocasión por alguna carroza iré en seguida. No dejen de avisarme siempre del estado del enfermo. Y comunique de mi parte al P. Castilla que si tiene algo que le dé escrúpulo lo exprese por escrito o de viva voz a V. R. y yo procuraré correr con ello:, y tanto más si se encuentra mal y en gran peligro, pues si el Señor lo quisiera llevar a mejor vida desearía que no se quedara con escrúpulos de misas por celebrar y otras cosas. Ponga gran diligencia en servirle que aquí, como digo, ayudaremos con las oraciones y con cuanto nos manden (Al P. Bandoni, Frascati, 1405-1630). 3. Aunque hasta ahora no hayan dado el fruto deseado las oraciones hechas aquí para el arreglo de nuestras cosas, no debemos desconfiar de la misericordia divina, sino perseverar en la oración para que el Señor mande el remedio más oportuno, cuando parezca más conveniente a S. D. M. Nuestras cosas van como de costumbre y los que gobiernan se glorían de que la Religión no ha ido nunca tan bien como ahora. Y así lo creen y favorecen personas que pueden mucho en esta materia. Esperemos nosotros en la ayuda divina, la cual haga que contra nuestra esperanza podamos llegar a vestir novicios para mantener en pie la religión, pero de esto no se habla entre los que pueden ayudar a la Religión (Al P. V. Berro, Nápoles, 4272-1645). 4. Sería de gran prudencia ante los hombres y de gran mérito ante Dios si estos carísimos hermanos nuestros que han venido de Alemania con tantos contratiempos supieran conformarse con paciencia a la voluntad divina y no pudiéndoles yo consolar con los hechos, rogaré al Señor que les consuele interiormente y les aumente el espíritu y el conocimiento de los juicios de Dios, en cuya presencia es mejor y de mayor mérito padecer por su amor en esta vida que gozar de grandes consuelos, dado que el primero da y el segundo recibe y es verdad que «melius est dare quam accipere». Si yo pudiera, como solía antes, les haría progresar en los estudios, para que luego con mayor facilidad pudieran ayudar al prójimo. Mientras tanto, dado que Dios lo permite, adquieran para sí mismos la quietud del alma con santa humildad y paciencia (Al P. Bafici, Génova, 4273-1645)."

Destacats