Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

SERVEI DE MANTENIMENT

30 de Novembre de 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir en xarxes socials:


Calendari del Mes


Novembre 2019

LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

El temps a Gandia

Nº Visites: 5315663

L'Any amb Calassanç

"1. Quiero que sepa que he rehusado de novicios, de uno cinco mil escudos y de otro tres mil, porque quiero que entren pobres... He quitado la facultad al P. Pedro Andrés, porque hasta ahora había vestido por su cuenta a treinta o cuarenta pensando hacer bien a la Religión. Pero no conviene hacer las cosas tan de prisa. En esta materia es mucha verdad aquel dicho: «Turpius eiicitur quam non admittitur hospes» (Al Sr. V. Santiago, Nápoles, 732-1627). 2. Yo no tengo menos deseos que V. R. de complacer al Sr. Jerónimo Pallotta en lo que se refiere al asunto del Colegio, pero para este primer ingreso, para el que serán elegidos sólo cuatro (becarios) de esos pueblos y dos de Rímini, se ha hecho ya el examen y una vez dado por nosotros el informe, que los Sres. Auditores de Rota elijan a quienes les parezca para esos cuatro puestos. Antes de que pase mucho tiempo habrá otros seis puestos también a elección de los Sres. Auditores de Rota, donde podrá concursar el hijo del dicho Sr. Jerónimo. No dejaré de ayudarle en lo que pueda. La cualidad que desea el Sr. Cardenal en el testamento es que se elija a los más pobres, de buen ingenio y de mejores costumbres (Al P. Castilla, Frascati, 1260-1629). 3. En los salmos de David, al final, la santa iglesia, gobernada por el Espíritu Santo, canta el Gloria y lo mismo debemos esperar de todas nuestras acciones, porque el fin corona la obra. Muchas veces el enemigo del género humano se disfraza de ángel de la luz y emplea cuantas insidias puede para engañar al religioso, y los que están más en peligro son los que quieren aparecer singulares. Esté alerta porque tiene enemigos que superan la fuerza de Sansón, la santidad de David y la sabiduría de Salomón (Al P. Alacchi, Venecia, 1919-1632). 4. De cuando en cuando, con estos sujetos que son todos principiantes en la oración, el Superior debiera hacer en voz alta un acto de contricción o de humildad o de obediencia, para que todos lo hicieran mientras lo hace el Superior, algunas veces con las manos atrás, otras con la boca en el suelo: que son cosas que mueven a los principiantes y el Superior debe usar todo arte para introducir a sus súbditos en la oración porque el religioso que no sabe orar es como un hombre desarmado, al que pueden herirle por todas partes (Al P. Salazar Maldonado, Nápoles, 2974-1638). 5. Me desagrada enormemente que el P. Provincial se haya mostrado violento al visitar las escuelas, y no se haya portado como padre amoroso, lo que es una gran imperfección en un Superior, y si no se enmienda tendrá su mortificación (Al P. Costantini, Nápoles, 2975-1638)."

Destacats