Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

VISITA DE GUILLERMO LLUCH, EXALUMNE NOSTRE, A ALUMNES DE 2n CICLE DE SECUNDÀRIA

7 de Juny de 2019

 

Dijous dia 6 de juny els alumnes de 2n cicle de Secundària han rebut la visita de Guillermo Lluch, un exalumne del nostre centre que va eixir d’ací fa cinc anys.

 

Guillermo ha estat acompanyat per Daisy, que ens ha explicat la seua experiència amb xiquets de centres de menors i ens ha dit alguna cosa sobre el seu treball com a educadora social.

 

El testimoni de Guillermo ha estat molt proper i interessant. Ha connectat molt bé amb els alumnes i els ha parlat dels perills que hi ha al seu voltant. Ell mateix va estudiar molt poquet en la seua etapa escolar, va eixir del col·legi amb poques ganes d’aprofitar la seua vida, però va tindre la sort d’adonar-se a temps de la importància de cuidar la seua salut i la seua formació.

 

En els últims cinc anys ha pogut fer-se càrrec de l’empresa familiar de windsurf i ara té un molt bon record del col·legi i de molts dels seus professors.

 

Així com Guillermo està ple d’agraïment, també nosaltres i els alumnes li agraïm moltíssim el seu testimoni i el seu esforç per vindre a compartir la seua experiència amb nosaltres.

 


Compartir en xarxes socials:




Galeria d'imatges associada:


Calendari del Mes


Juliol 2020

LMMJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

El temps a Gandia

Nº Visites: 6292535

L'Any amb Calassanç

"1. El deseo de sacar el mayor provecho como corresponde a verdaderos religiosos, acrecentado por un verdadero celo por el progreso de los niños pobres no sólo instruyéndolos sino encaminándolos al verdadero culto de Dios, nos estimula continuamente a buscar el modo de poder incrementar tan piadoso Instituto. Para lo cual parece grave inconveniente el estar sin iglesia o bien oratorio público donde libremente, sin depender de nadie, puedan ejercitarse dichos muchachos en el servicio de Dios enseñándoles la doctrina cristiana y todo lo perteneciente al verdadero cristiano. Por ello, la piedad que ha mostrado claramente S. A. Serma. para con nosotros siervos devotísimos suyos, nos mueve a suplicarle con la mayor reverencia que sea posible, que mande una carta dirigida o al Capítulo de s. Eustaquio, Diaconía de V. A. Serma., o a otros a quienes corresponda, para que, dada la cercanía de s. Pantaleón, iglesia filial de dicho Capítulo, se nos encomiende su cuidado, y quiera en esto interponer su favor y ayuda, pues sin gran perjuicio para ellos, podrán comprender que será de público provecho (Al card. Mauricio de Saboya, Turín, 108-1622). 2. Respecto a los muchachos que andan ociosos, pongan toda diligencia para que vayan a trabajar o a la escuela o haga que el prefecto de la ciudad ponga un poco de su autoridad, pues así se decidirán a ocuparse en alguna cosa y no estarán ociosos. Respecto a Spineta y otros que quieren venir a la escuela, podrán ser recibidos, pero con la advertencia de que, si dan mal ejemplo, serán castigados y que deben preocuparse de aprender y no perder el tiempo, y si no basta la fuerza y autoridad del maestro se usará la de los superiores. Pero si vienen a las escuelas, que sea con ánimo de estudiar y sacar provecho y si no, que no vengan. Haga además que se confiesen con frecuencia y que comulguen también los grandes, pues los sacramentos suelen iluminar mucho el entendimiento y, si se frecuentan con devoción, suelen inflamar la voluntad para aborrecer el pecado y amar las obras de virtud. Insista mucho en esto, que es el todo de nuestro Instituto, y recibirá de Dios gran recompensa (Al P. Castilla, Frascati, 471-1626). 3. V. R. junto con el P. Antonio M.a insistan con mucho empeño en que se aprenda a escribir y ábaco, porque esta clase estará mucho mejor en manos de un sacerdote que de un hermano (Al P. Peri, Nápoles, 2751-1637). 4. Si V. R. me escribe sus necesidades, yo como pueda, con la oración y el consejo procuraré ayudarle:, y no piense que yo me creo fácilmente todo lo que se escribe, y le aseguro que de Vd. no tengo queja alguna:, sólo le recuerdo que atienda a la perfección y a la observancia religiosa, que es la que nos ha de salvar (Al P. V. Berro, Nápoles, 4113-1643)."

Destacats