Buscador web


Paraula:


Destacats







Notícies

3 AÑOS PROGRAMA DE INCORPORACIÓN PROGRESIVA (PIP)

6 de Setembre de 2010

PAUTAS PARA LA FAMILIA

Aprovechando las vacaciones de verano, sería muy conveniente que los padres madres ayudarais a vuestros hijos a prepararse para la incorporación y adaptación al nuevo contexto escolar. Esta preparación, se centra principalmente en la adquisición y desarrollo de los hábitos de higiene y autonomía personal, que son una serie de acciones que trabajaremos todos los días y que se tienen que automatizar para no depender del adulto. Está bien demostrado que el alumnado que ha conseguido esta independencia gana en seguridad y confianza y se adapta más rápidamente al entorno escolar.

Por estas razones, os damos las siguientes recomendaciones:

•Favorecer desde casa la adquisición de hábitos de autonomía personal:

1.Acostumbrarlos a no llevar pañal.

2.Ser capaces de pedir pipi y caca e ir solos al servicio.

3.No llevar carrito ni chupetes.

4.Saber lavarse las manos solos.

5.Comer solos y sentados.

6.Hablarle correctamente evitando el habla infantil.

7.Recoger sus cosas y juguetes.

•Potenciar el deseo de aprender y asociarlo a la escuela. Insistir en la suerte que tienen de ser mayores e ir al cole donde aprenderán cosas nuevas.

•Ir a la escuela es un premio, nunca un castigo. No debemos presentar la escuela como un lugar amenazante: “ya te enterarás cuando vayas al cole”, “ya te espabilarán allí”. Tampoco es nada recomendable avanzar acontecimientos avisando de los peligros que pueden encontrar: “si te pegan, le devuelves”.

•Potenciar las relaciones con niños y niñas de su misma edad. Esto les ayudará a relacionarse más fácilmente con sus nuevos compañeros.


Compartir en xarxes socials:




Descàrrega de documents:


Calendari del Mes


Setembre 2018

LMMJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

El temps en Gandia

Nº Visites: 3962398

L'Any amb Calassanç

"1. Oigo que el P. Santiago lee lógica, lo que es contra nuestro Instituto y contra mi voluntad que jamás he querido que los nuestros la leyesen a seglares. Un año me pidió un Procurador de N. leer lógica, y le respondí que no era cosa nuestra leerla, que enviasen sus hijos a otros religiosos, y así no se habló más, y ahora le mandaré de mi parte en virtud de santa obediencia que no la lea más (Al P. Carbone, Nursia, 1497-1630). 2. De diez años a esta parte no me he encontrado en la escasez en que ahora me encuentro (Al P. Castilla, Frascati, 1498-1630). 3. En la primera página de la última carta escrita el 18 del corriente de mano del H. Pedro y dictada por V.R. se contienen muchas cosas de gran espíritu:, si las obras corresponden a las palabras, la casa irá bien:, estaremos a ver porque sólo la perseverancia hasta el final merece la corona (Al P. Alacchi, Venecia, 1875-1632). 4. Desde aquí ayudaremos con las oraciones de los pequeñitos que agradan mucho a Dios (ídem). 5. Avíseme en particular cómo se comporta el novicio para que yo pueda llegar al conocimiento de su ánimo (Al P. Bandoni, Frascati, 1876-1632). 6. Me parece que en el futuro será necesario mandar en virtud de santa obediencia tanto a V.R. como a los otros Ministros que hagan lo que yo escribo, ya que yo empleo los sujetos para bien de la Religión y no de una sola casa..., y las razones que me mueven no es necesario que yo las manifieste a otros, sino que cuando yo escribo una cosa con resolución, si no se hace mandaré la mortificación de un mes o privación de la mesa, o bien hacer otras tantas disciplinas en el comedor (Al P. Fedele, Nápoles, 2944-1638). 7. Puesto que el Señor ha elegido a V.R. para este ejercicio, ponga toda diligencia en educar a los novicios en aquella santa humildad que busca nuestro Instituto, procurando que los sacerdotes que hablan en la iglesia hagan algunos ejercicios humildes, para que no crezca en ellos la propia estima al ver que hacen gran provecho exterior en el prójimo, pues podría ser que el provecho del prójimo proviniera más de la oración de los otros que de su trabajo. Así pues, como digo, ejercítelos por su bien en cosas de santa humildad, como lavar platos en la cocina, barrer la casa y la iglesia, en horas en que pueden ser vistos por algún seglar, pues si se saben conservar en santa humildad, serán muy útiles al prójimo y obtendrán gran mérito (Al P. Novan, Lipnik, 2947-1638)."

Destacats